btn-nav Created with Sketch.

Encías sanas

Aprovechando la llegada de la primavera, llena de cambios, depuraciones, dietas, limpiezas, retiros….. hoy hablaré un poco de las ENCIAS.

La encía es la mucosa que recubre el hueso donde se alojan nuestros dientes y está íntimamente relacionada con la mucosa digestiva, así que una encía saludable, refleja un estilo de vida sano.

La encía saludable , es rosada , sin sangrado, con una textura lisa, suave, brillante , que bordea todo el contorno del diente, forma un vértice de punta roma entre cada diente y entre la encía y el diente crea un espacio milimétrico que comentaré más adelante( cada persona es diferente pero estas son características más o menos comunes)

A parte de una buena alimentación rica en alimentos vivos, el cepillado diario y el uso de cinta dental nos ayudarán a cuidarla y mantenerla siempre sana.

Si nuestra encía esta sana y hacemos una limpieza del cuerpo con: dieta depurativa, ayuno, depuración de hígado, de colon, … . Puede que nuestra encía por algunos días , se inflame, sangre y su aspecto sea diferente; esto es porque la encía es una salida y a través del espacio milimétrico entre la encía y el diente se van a eliminar todas las toxinas sobrantes que nuestro hígado, riñón, intestino grueso, están eliminando de nuestro cuerpo. Podemos sentir la boca seca, con un sabor diferente, algo pastosa o quemante, puede que se forme más placa blanda y al pasarnos la cinta dental, puede que tengamos la sensación de no habernos cepillado los dientes. Este efecto es a causa de que nuestro cuerpo esta realizando una limpieza general.

Así que, si vamos a realizar limpieza de nuestro cuerpo en primavera, debemos saber cual es el estado de nuestras encías, a fin de que, cuando la hagamos, estas no se congestionen por la eliminación de toxinas y una vez terminada la limpieza vuelvan a su estado saludable.

Para las personas con encías saludables, recomiendo que desde el primer día de la limpieza del cuerpo, en ayunas, y durante 1 mes, tomen una cucharada sopera de aceite de coco ecológico de primera presión en frío, y lo remuevan con energía (como si estuvieran haciendo enjuagues con agua) durante 20 minutos, y luego lo escupan ( por lo general saldrá de color blanco). Posteriormente, se deben enjuagar muy bien la boca, cepillar los dientes y la lengua. Las encías lo agradecerán y el cuerpo aún más.

Si nuestra encía es saludable, pero estamos estresados ( aumenta acidificación de nuestro cuerpo), tenemos cambios hormonales y nuestro estado emocional esta afectado, nuestras encías también van a cambiar. Si le damos tiempo a nuestro cuerpo, lo escuchamos, lo comprendemos y lo sanamos, nuestra encía va sanar. Todo ello, siempre sin dejar de cuidar nuestra higiene diaria.

Cuando hacemos sanación, meditación, reiki, constelaciones o cualquier otro trabajo energético o emocional, nuestras encías también pueden inflamarse, ya que podemos estar pasando por un proceso de solución del conflicto. Desde el punto de vista de la Biodescodificación, según el diente donde se de esta inflamación, se interpretará el conflicto y su relación con la persona.

Pero, ¿que pasa si las encías están rojas, inflamadas y sangran? una cita odontológica nos ayudará a saber que es lo que esta pasando. Por lo general, el acúmulo de sarro (cálculos dentales) en el espacio que existe entre la encía y el diente, irrita la encía, la inflama y hace que sangre. Si esta capa de sarro no la retira un odontólogo, ya sea con una limpieza superficial o profunda, es muy difícil que la encía mejore. Les puedo dar recomendaciones naturales o convencionales, pero si no se elimina físicamente ese sarro, la encía se inflamará cada vez más. Y de una simple inflamación, se puede evolucionar a una perdida de hueso y de soporte dental.

El sarro (calculo dental) nos indica que no tenemos una buena higiene, pero más allá indica una carencia de minerales en nuestra alimentación, (aumento de alimentos refinados, acidificantes, fritos, alimentos procesados, conservantes artificiales, saborizantes…) nuestro cuerpo nos hace una llamada de atención con respecto al estilo de vida que llevamos.

Si somos conscientes de la importancia del cuidado de nuestra boca, usamos todas las noches la cinta dental y el cepillo, nuestra encía lo agradecerá y estará saludable.

El aceite para masaje de las encías con esencia de mirra y salvia, lo podemos utilizar después de una limpieza dental, superficial o profunda y cuando nuestras encías estén inflamadas. Para ello, mezclamos un aceite base que puede ser, el aceite de almendras, de coco, de sésamo y por cada 10 ml de este aceite, agregamos 2 gotas de aceite esencial de mirra y 2 de salvia. Luego del cepillado de los dientes, realizaremos masajes circulares sobre las encías con las yemas de los dedos. Este aceite que hemos preparado, tiene propiedades antisépticas y antiinflamatorias.

Como enjuagues recomiendo poner en medio vaso de agua, de 5 a 10 gotas de tintura de propóleo, para enjuagar después del cepillado, ya que tiene propiedades antibacterianas.

Los enjuagues con llantén, caléndula y malva, se preparan haciendo una infusión con una cucharadita de cada una de las hierbas si están secas, en medio litro de agua. Este preparado puede durar unos tres días. Si queremos que dure hasta 15 días, le podemos agregar 20 ml de alcohol etílico para uso de boca, por cada medio litro de infusión colada (también puede usarse ron o brandy). Tiene propiedades antiinflamatorias, antisépticas, antibacterianas y cicatrizantes.

Los enjuagues con tomillo tienen propiedades antiinflamatorias y antibacterianas. Para preparar la tisana, ponemos un puñado de tomillo en un litro de agua hirviendo. Tras añadir el tomillo, apagamos el fuego, tapamos y dejamos reposar. Finalmente colamos y lo dejamos en un frasco (preferentemente oscuro). Este preparado dura aproximadamente una semana.

Los masajes con cúrcuma, mejoran la circulación, desinflaman la encía y la alivian. Para este preparado, ponemos una cucharadita de cúrcuma y la mezclamos con muy poco agua. Con la yema de los dedos realizamos masajes circulares en la zona inflamada y dejamos actuar por unos 30 minutos, para finalmente enjuagar. Se puede dejar la cúrcuma en la encías durante toda la noche, aunque, advierto que tiñe las encías durante unos tres días.

Si no podemos hacer nuestros propios remedios, el gel de salvia de la marca Welleda, está indicado para la inflamación de la encía, y lo podemos aplicar después del cepillado de la noche, sobre la encía afectada, sin necesidad de enjuagar.

Recordemos, que las encías son la imagen de nuestro estilo de vida, si nos cuidamos y las cuidamos siempre estarán saludables.

A disfrutar de la primavera.

Andrea del Pilar Burbano Cendales.

Estamos ubicados en la Calle Castilla 139A, 41010 Sevilla

Puedes aparcar en los parkings de:

  • Torre Sevilla
  • Calle Niculoso Pisano

Para mayor información llama al 620 174 704 o escribe un mensaje a:
ortodont@ortodont.es

Ver localización en el mapa